Preludio para andantes o fuga eterna

SOBRE LA OBRA Y LA PUESTA EN ESCENA

Preludio para andantes o fuga eterna fue escrita en 1990, en un lenguaje provocativo e incitante, que demanda la participación activa de las capacidades mentales del espectador, refleja una situación muy cercana a la que aún hoy, lamentablemente, ocurre en nuestra querida Colombia. De una manera teatralmente absurda, nos muestra la realidad de una historia, que no por verdadera, deja de ser igualmente absurda.

De forma indirecta, alusiva, sugerida, pero con una tremenda fuerza dramática, la pieza teatral expone, no la violencia que diariamente aparece en la prensa radial, escrita o televisiva, si no las terribles consecuencias que esa violencia produce en los miembros de la sociedad que la sufre. Deja ver como el crimen y el quebrantamiento de las normas de convivencia, no sólo acaban con la vida de personas inocentes, sino que también deforman la existencia de toda la colectividad, llevándola a una situación muy cercana a un estado de guerra, que sin llegar a ser una guerra convencional, desde el punto de vista sicológico y moral, es igualmente traumática.

La puesta en escena se propone exponer, con la misma fuerza que el texto la formula, la necesidad de que las personas que la vean, tomen conciencia sobre lo urgente que es acabar con esa situación que limita la expresión, así como el florecimiento pacíficamente armónico, de la hermosura natural y humana de esta tierra colombiana.

advanced divider

Información adicional

CATEGORÍA: Actividad Cultural

Plantéate compartir este contenido en tus redes sociales

Ir arriba